Sentada frente al Mar

NATALIA (4)

Sentada frente al mar observaba el vaivén de las olas y oía su choque contra las rocas. Mientras miraba a la nada, pensando en todo y en nada, saboreaba la paz interior a la que me transporta ese sonido.

Escuchaba mi interior permitiendo que mi mente quedara en blanco por un momento. Solo viviendo el aquí y el ahora. Viviendo el momento. Y es que el mar me ayuda a que mi mar emocional esté en calma.

Sentada frente al mar busqué inspiración dentro de mí. Porque buscar en tu mundo interior es la mejor manera de encontrarte a ti mismo. 

También me pregunté si las playas son accesibles. La respuesta es que no todas. Tuve la suerte de disfrutar de la Semana Santa rodeada de familia y amigos en una playa accesible; en la Costa Brava.

NATALIA (5)

Ahora bien, debo decir que la casa donde nos alojamos no tenía el terreno exterior demasiado accesible porque se encontraba en plena naturaleza. Eso hizo que hubiese un terreno muy empinado que dificultó mi acceso.

Pero, a pesar de ello, fueron dos días bien disfrutados por todos. Si bien es cierto que las espaldas de mis acompañantes quedaron un tanto perjudicadas, debido a el terreno y el peso de mi silla más el mí. Pero ello no nos impidió disfrutar de unos días de desconexión junto al mar .

La silla ¿Y tú crees que la silla es un límite para viajar? Mi respuesta es;  no supone un límite para viajar, solamente, se trata de buscar el destino accesible en silla de ruedas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s